Bolsonaro acusa a Michelle Bachelet de injerencia y elogia a Pinochet

Bolsonaro acusa a Michelle Bachelet de injerencia y elogia a Pinochet

11.28

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, creó el miércoles un nuevo frente de crispación diplomática al rechazar las críticas de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, descalificando la competencia de la expresidenta chilena y atacando a su padre, torturado por la dictadura de Augusto Pinochet.

Sebastián Piñera, primer mandatario latinoamericano a quien Bolsonaro visitó tras llegar al poder en enero, salió en defensa de su predecesora socialista.

La polémica se produce en medio de la batalla entre Bolsonaro y el presidente francés, Emmanuel Macron, en torno a la “soberanía” sobre la región amazónica, donde los incendios provocados por la deforestación siguen proliferando.

Bachelet afirmó en Ginebra que en los últimos meses se observa en Brasil “una reducción del espacio cívico y democrático”, así como un “aumento” del número de muertos -sobre todo negros y habitantes de las favelas- en operaciones policiales.

La exmandataria se refirió igualmente a la deforestación de la Amazonía, provocada por el avance de actividades agropecuarias y mineras, en un proceso que empieza con quemas y afecta “sobre todo a las comunidades indígenas”.

Bolsonaro acusó en Twitter a Bachelet de “entrometerse en los asuntos internos y en la soberanía brasileña”, “siguiendo la línea” de Macron, quien evocó una internacionalización de la Amazonía en caso de que Brasil no logre preservar la mayor selva tropical del planeta.

En declaraciones a periodistas en Brasilia, el presidente elogió la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que derrocó al gobierno socialista de Salvador Allende.

Bachelet “dice que Brasil pierde espacio democrático, [pero] si la gente de Pinochet no hubiera derrotado a la izquierda en 1973, y con ella a su padre, Chile sería hoy como Cuba”, dijo en referencia al general de brigada Alberto Bachelet.

El padre de la Comisionada de la ONU fue detenido y torturado tras oponerse al golpe de Pinochet y murió en la cárcel en 1974. La expresidenta también fue torturada antes de exiliarse.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, creó el miércoles un nuevo frente de crispación diplomática al rechazar las críticas de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, descalificando la competencia de la expresidenta chilena y atacando a su padre, torturado por la dictadura de Augusto Pinochet.

Sebastián Piñera, primer mandatario latinoamericano a quien Bolsonaro visitó tras llegar al poder en enero, salió en defensa de su predecesora socialista.

La polémica se produce en medio de la batalla entre Bolsonaro y el presidente francés, Emmanuel Macron, en torno a la “soberanía” sobre la región amazónica, donde los incendios provocados por la deforestación siguen proliferando.

Bachelet afirmó en Ginebra que en los últimos meses se observa en Brasil “una reducción del espacio cívico y democrático”, así como un “aumento” del número de muertos -sobre todo negros y habitantes de las favelas- en operaciones policiales.

La exmandataria se refirió igualmente a la deforestación de la Amazonía, provocada por el avance de actividades agropecuarias y mineras, en un proceso que empieza con quemas y afecta “sobre todo a las comunidades indígenas”.

Bolsonaro acusó en Twitter a Bachelet de “entrometerse en los asuntos internos y en la soberanía brasileña”, “siguiendo la línea” de Macron, quien evocó una internacionalización de la Amazonía en caso de que Brasil no logre preservar la mayor selva tropical del planeta.

En declaraciones a periodistas en Brasilia, el presidente elogió la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que derrocó al gobierno socialista de Salvador Allende.

Bachelet “dice que Brasil pierde espacio democrático, [pero] si la gente de Pinochet no hubiera derrotado a la izquierda en 1973, y con ella a su padre, Chile sería hoy como Cuba”, dijo en referencia al general de brigada Alberto Bachelet.

El padre de la Comisionada de la ONU fue detenido y torturado tras oponerse al golpe de Pinochet y murió en la cárcel en 1974. La expresidenta también fue torturada antes de exiliarse.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Pin It